MENU

Zapatero y la educación 2.0

OLPC en Sinaloa

Cuando la semana pasada Radiocable publicaba la exclusiva: El Gobierno dará un ordenador a cada niño de primaria tuve la seguridad de que nuestro sistema educativo aún no ha tocado fondo. Los elementos clave de la noticia eran:

  • El portátil sustituirá al cuaderno y los libros
  • En las conversaciones han participado Intel, Microsoft, Banesto y Vodafone. En otro momento se ha consultado también a las editoriales

Radiocable recogía también algunas reacciones a esa misma exclusiva, pero ninguna aportaba datos nuevos, ni se confirmaba o desmentía lo publicado. Por fin el jueves El País publicaba: Zapatero se lanza a la digitalización del sistema educativo, que básicamente confirmaba los detalles y matizaba el titular. El portátil para cada alumno sería una opción que el Gobierno estudia entre otras varias, como la pizarra interactiva o un proyector por aula.

Bueno, pues a falta de que el Presidente aporte detalles, posiblemente en el Debate sobre el estado de la nación (ya sabéis que le gusta llevar un tema bien molón como señuelo) la cosa tiene esa mala pinta. Otra vez vamos a desperdiciar la posibilidad de encarrilar el problema educativo, y como vamos a gastar una importante cantidad de esfuerzos y recursos en una medida demagógica inevitablemente lo vamos a dejar aún peor. Desde luego no comparto el entusiasmo de algunos, pero veamos por qué:

Propone una solución exclusivamente tecnológica a un problema muy complejo. Muchas veces he defendido la incorporación de las tecnologías digitales en la educación, pero no de cualquier manera. Las TIC no resolverán por sí solas el rosario de problemas que arrastramos. Ni siquiera supondrán necesariamente un paso hacia la resolución de esos problemas. Es más, crearán sin duda problemas nuevos a los que los centros educativos tendrán que adaptarse.

Una vez más ignora al profesorado, que será quien en última instancia integre o no esas tecnologías en la práctica docente. Fabricantes de hardware, fabricantes de software, la banca, telecomunicaciones y editoriales. ¿A quién echan en falta? Pues sí, a los de siempre. Si la forma final del programa se elabora con semejantes interlocutores no nos cabe duda de que los editores lograrán mantener su negocio, posiblemente aumentando el margen de beneficios; los proveedores de ADSL (¿Iberbanda por cojones, como ahora en Andalucía?) encontrarán un nuevo nicho de mercado; Windows desplazará a Linux en los centros educativos;  Intel presionará para que la solución pase por lo que mejor convenga a sus intereses (si se regala un portátil a cada niño, cada portátil lleva un chip; si se instalan proyectores en cada aula, un proyector daría servicio a 33 niños a la vez); la banca… bueno, da igual, la banca siempre gana.

Los profesores probablemente tendrían algo que decir al respecto: qué medios ofrecen mejores resultados, cuáles crearán menos conflictos si se adoptan masivamente, qué medidas organizativas serían necesarias antes de la digitalización de las aulas, cuáles son sus necesidades de formación previa, qué material necesitan de las editoriales o qué alternativas al libro de texto, cómo compatibilizar la incorporación de esas tecnologías con una rutina laboral saturada de burocracia que a menudo dificulta la innovación y pone trabas a la creatividad.

No contempla un cambio de modelo, sólo nuevas herramientas. Pero lo que realmente es importante de las TIC no sólo en educación, sino como herramientas de producción, difusión y consumo cultural es precisamente que están provocando un cambio en los modos de aprendizaje. Un ejemplo: en un contexto en el que gracias a las tecnologías digitales todos somos productores y distribuidores de contenidos las editoriales deberían perder relevancia. Y sin embargo ahí las tienes, ayudando a decidir el modelo. No dudamos que los productos digitalizados estarán disponibles cuando sea necesario, pero ya sabemos de qué manera adaptaron sus productos en el último cambio legislativo: no los adaptaron, simplemente les cambiaron el nombre. Mucho me temo que seguirán intentando rentabilizar sus contenidos.

Apoya el software privativo. ¿Qué pinta Microsoft en todo esto si la mayor parte de las Comunidades utilizan alguna distribución de Linux adaptada a la educación? Pues parace que está claro, ¿no? Convertir el sistema educativo en una plataforma evangelizadora para sus productos. Esto no sólo sería lamentable en la medida que privatiza un sector en el que el software libre cumple satisfactoriamente su papel, sino que tiraría por tierra el trabajo que desde hace años se desempeña en favor del software libre desde muchos centros y desde las mismas administraciones autonómicas.

Si se confirma la opción un portátil por niño se estaría eligiendo la más cara, más problemática y menos eficaz. De las tres posibilidades que menciona la noticia en El País, el proyector por aula es un mínimo obligatorio: YA debería haber un proyector y un equipo de sonido en cada aula del sistema público. Sería una medida poco problemática y relativamente barata, pero daría poco brillo en titulares.

La pizarra interactiva es una opción más interesante, pero como un elemento más de un programa más amplio. La pizarra mantiene la estructura jerárquica de la clase y limita la participación del alumnado. Si se añaden algunos ordenadores en el aula para que los alumnos investiguen, elaboren, jueguen, descubran, editen y redistribuyan, todo correcto.

Un portátil por niño sí que da el brillo mediático idóneo. Remite inmediatamente al programa One Laptop per Child de Negroponte y asocia el nombre de Zapatero a un programa que, aún con críticas, es percibido positivamente por la opinión pública. Sin embargo sería la forma más problemática que podría adoptar el plan del Gobierno.

  • Presentaría dificultades de mantenimiento en el caso de que los portátiles quedasen en custodia del niño (¿de qué otra manera podría ser?) y de almacenamiento y seguridad en los centros si fuesen estos los responsables.
  • El problema organizativo tampoco sería menor: 33 alumnos por aula de secundaria supone un reto estratégico; 33 ordenadores es un  caos sin solución. ¿Van a reducir paralelamente las ratios?
  • Supone una digitalización intensiva por la vía de los hechos que obligaría a adoptar nuevas mecánicas en el aula sin una fase de transición. No todos los alumnos se adaptan con igual facilidad a estos cambios. Para muchos supondría una dificultad añadida que serían incapaces de resolver. ¿Deberían agruparse los chicos en función de su nivel de competencia digital previa? ¿No iría esto en contra de la heterogeneidad de las aulas, tan defendida hoy por las autoridades competentes?
  • ¿Cómo casa esta medida con la paralización en Andalucía de los programas TIC, ya saben, el de un ordenador por cada dos alumnos?

No se trata pintar un escenario gratuitamente catastrofista, sino de denunciar una nueva vuelta en una espiral de despropósitos que parece no tener fin. Es crucial, estoy convencido, no perder el tren de la incorporación de lo digital al sistema educativo. Pero tan importante como no perder el tren es evitar que este nos arranque los brazos al tratar de subir a él de cualquier manera. ¿No podríamos afrontar esre paso con algo más de serenidad y debate?

Zapatero, como su amigo Zarkozy, es un presidente postmoderno. Se alimenta de sus propias declaraciones-bomba. Como con tantas otras iniciativas, importa más el titular que la efectividad de las medidas. Como con otras tantas propuestas, parece improvisar para que no le pisen la sorpresa, en lugar de crear un amplio debate social en el que los sectores implicados se pronuncien. Como con otros tantos programas estrella, derrocha dinero y recursos para que parezca que hace algo, pero en realidad no hace nada (nada productivo al menos). Zapatero es todo lo contrario de un radical. Es pura superficie, puro titular, puro simulacro.

Más sobre el tema

COMMENTS: 0
  1. Mayo 03, 2009 by Rubén Nieto

    Totalmente de acuerdo con tu análisis

  2. Mayo 03, 2009 by inma_610

    Educación 2.0 y software propietario!, invéntoorr

  3. Mayo 18, 2009 by Tercera Opinión

    Te invito a leer la carta de la primera niña que ha recibido el portátil de Zapatero.

    http://www.terceraopinion.net/2009/05/17/portatil-zapatero/

    Un saludo.

  4. Mayo 22, 2009 by José Vicente Araújo

    Jejejeje, pues sí, algo parecido me imaginaba yo. Gracias por el aviso

  5. Agosto 26, 2009 by José Vicente Araújo

    BOJA con la adjudicación a El Corte Inglés de la compra de los dichosos portátiles. 5.400.000 euros de vellón

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *