MENU

Tiempos difíciles

dickensYo había leído mal a Dickens, probablemente porque se tenía la idea de que era un autor adecuado para jóvenes lectores y me lo empeté demasiado pronto.

Hasta ahora tenía la idea de que Dickens era cargante y tostón, pero después de dedicarle parte de mi convalecencia (cuidado este año con la gripe) a Tiempos difíciles, tengo una idea completamente distinta del autor.

Se me había escapado por completo la ironía y la habilidad para retratar personajes no sólo grotescos, sino en un amplio abanico de sensibilidades y tipos. Hay una escala perfectamente graduada n la que se sitúan los personajes, desde los más satíricos -El Sr. Bounderby, la Sra. Sparsit- a los más equilibrados – la desheredada Sissy o la angélica Rachel.

Por supuesto no hay que olvidar que se trata de literatura popular, un folletín en toda regla con los giros argumentales, la afectación y el moralismo característicos del género, pero… ya quisiera la literatura popular actual.

Eso sí, me ha tocado la moral su retrato del buen obrero, Stephen Blackpool y su compañera Rachel: sumisos, sacrificados y humildes hasta su propia destrucción.

Muy disfrutable. Quiero más.

Tiempos difíciles – Wikipedia, la enciclopedia libre.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *