MENU

El maestro de Petersburgo – J. M. Coetzee

Leyendo esta novela sobre la búsqueda que emprende Dostoievsky de su hijo muerto (de su memoria, de su legado, de su desatendida responsabilidad como padre, de las razones de su muerte) me ha venido a la memoria una frase de Tom Waits: El mundo es un lugar infernal, y la mala escritura está destruyendo la calidad de nuestro sufrimiento. Bueno, pues si alguna vez te parece que tu sufrimiento es monótono, superficial o adocenado te recomiendo una zambullida en las muchas y variadas capas del dolor del protagonista. Coetzee también perdió a su hijo con la edad del de El maestro de Petersburgo, así que habla de primera mano. Lo admirable es cómo logra sobreponerse a él para desmenuzárnoslo con tanta viveza. PD: si vas a comentar, cuidadito con los spoilers, que sólo llevo un tercio leído. El maestro de Petersburgo.
Read More ›

Higiene del asesino – Amélie Nothomb

Notomb se me venía cruzando desde hace tiempo en los estantes de las librerías y las páginas sueltas que había leído me habían llamado la atención. Al final me he decidido a empezar por el principio y le he hincado el diente a su primera novela. A las pocas páginas fui a consultar qué edad tenía cuando la publicó: 25. La justa para explicar momentos muy sólidos y deslumbrantes con otros bastante más endebles. Aún así, le hubiese dado tres estrellas a no ser por el final. ¿Me he quedado corto? Voy a leerle otro a ver qué tal.
Read More ›

Feliz día del libro

El día del libro es una celebración catalana que la UNESCO ha extendido por todo el mundo (ejem) con una coletilla que hoy día puede levantar más de una ceja: Día mundial del libro y del derecho de autor. Pasaremos hoy discretamente sobre la cursiva, que tanto daría para discutir, y obviaremos también la distinción sexista que la fiesta hace en su forma original (rosas para ellas, libros para ellos). Qué poco polémico estoy hoy. Puestos a depurar, casi también deberíamos poner en cursiva la palabra libro. Al libro como formato, un taco de hojas impresas y encuadernadas, aún le queda larga vida pero la alternativa digital empieza a ser viable. La pantalla del ordenador sigue siendo demasiado agotadora para la lectura de textos largos, pero los dispositivos electrónicos empiezan a hacerse un hueco. No van a ser el regalo estrella de las próximas navidades. Ni de las siguientes. Pero están ya casi ahí, aún demasiado caros, aún con poquísimos títulos en español, pero casi ahí. Me estoy imaginando la cara de mi padre al desenvolver un Kindle el día de Reyes… No, muchos lectores jamás darán el paso a digital así los desollen, pero yo mismo veía aún muy […]
Read More ›

New Thing . Wu Ming 1

Read More ›

Scifitwit

Y hablando de microliteratura: http://twitter.com/scifitwit/favourites?page=2
Read More ›

Microliteratura

Pudiera parecer, y algunos creen, que la microliteratura es un fenómeno nuevo, azuzado por Internet y los SMS. Pero lo cierto es que su tradición es bien larga. El origen del haiku, forma poética tradicional japonesa limitada a 17 sílabas, es anterior al siglo diez. Más recientemente, autores del talento de Kafka, Borges, Bioy Casares, Cortázar o Monterroso limitaban a pocas páginas la narración de historias que luego se dilataban en la imaginación del lector. Aunque Borges y Casares cultivaron y promovieron la escritura de haikus, la verdadera raíz del microrrelato contemporáneo es la tradición oral: el cuento, el chiste, el refrán… la pintada. El epigrama, la greguería, la fábula y el proverbio son también formas microliterarias con origen en la literatura oral. Ramón Gómez de la Serna tiene que ser siquiera citado y enlazado aquí como creador de la greguería. Reconocido esto, también hay que conceder a los nuevos medios parte de la responsabilidad en el vigor que estas formas conocen hoy. La limitación de los sms a 200 caracteres y el ritmo sincopado de lectura en la Red hacen la cama a la brevedad narrativa. También el requerimiento de participación universal, tan 2.0 él, ha fomentado la aparición […]
Read More ›

Lectores digitales

Me he acostumbrado a leer la prensa en pantalla, a través de Internet. Los manuales en cambio los prefiero impresos. Saco sólo los capítulos que necesito y los aguanto con una pinza junto al teclado, donde puedo anotarlos y consultarlos sin abrir ni cerrar ventanas en el escritorio. Para la literatura tradicional en cambio prefiero el libro impreso, y mejor si la edición es cuidada, el papel suave y la letra legible. ¿Y para la literatura electrónica…? Son asuntos diferentes, implican actitudes mentales distintas. Cada medio de publicación aporta soluciones diversas a las necesidades de cada tipo de lector, y pone en manos del autor diferentes herramientas que le ayudan a comunicar mejor su idea. La prensa digital no es simple volcado de los textos de las respectivas ediciones impresas. Es, sobre todo, rich media. Probablemente sean las aplicaciones comerciales que mejor han sabido aprovechar las experiencias de pioneros y creadores en red. El abanico de posibilidades ha cambiado el modo como seguimos las noticias. Ya no nos conformamos con comprar fielmente nuestro periódico, dirigirnos con él bajo el brazo al velador y desplegarlo como una bandera. Ahora comparamos versiones, participamos en los debates asociados a cada artículo, creamos blogs […]
Read More ›

Hello world!

Algunos dicen que la palabra «odradek» precede del esloveno, y sobre esta base tratan de establecer su etimología. Otros, en cambio, creen que es de origen alemán, con alguna influencia del esloveno. Pero la incertidumbre de ambos supuestos despierta la sospecha de que ninguno de los dos sea correcto, sobre todo porque no ayudan a determinar el sentido de esa palabra.
Read More ›