Con finezas tan nimias
como libros o flores
se plantan semillas de sonrisas
que van a florecer entre las sombras.

Emily Dickinson. Traducción de Carlos Pujol